El yuan bajo presión


Desde que el actual presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, fomentara la idea del patrón oro como referencia del conjunto de divisas mundiales, se puede hablar de un avance en la internacionalización del valor cambiario de referencia mundial.

Siempre se ha considerado al dólar como moneda global de referencia debido a la superpotencia que constituye Estados Unidos. Una evidencia de ello es el índice Big-Mac.

Sin embargo, de unos años a esta parte, se juzga la supremacía de EE.UU para girar la vista a economías emergentes y a una posible nueva moneda de referencia.

Lo cierto es que tanto carteras de inversores como líderes políticos y económicos no apartan la vista del gigante asiático.

Desde que en 2001 China se uniese a la OMC( Organización Mundial del Consumo) la potencia ha adquirido una postura estratégica e incuestionable en el sistema internacional.

Tanto es así que los cambios en el yuan no dejan indiferente al mundo financiero. No podemos olvidar a China ni al grupo de economías emergentes que le acompañan: BRIC(Brasil, Rusia, India y China) .

Las tensiones en los precios no suponen un obstáculo para estas economías y, pese a ser su gran problema, se está comprobando que “pueden ajustarse sin que se descarrilen sus economías” según Inversis Banco.

Muy sonada ha sido la guerra de divisas que ha tenido lugar entre EE.UU y  China que cada vez da más muestras de estar capacitada para compartir con el país americano el poder mundial.

La presión para la apreciación del yuan ejercida por las economías occidentales se ha visto intensificada por la reciente crisis.

Los mercados mundiales no pueden permitir la ventaja competitiva que China estaba obteniendo y menos en la situación en la que se encuentran.

Las autoridades chinas optarán por una transición suave en la apreciación de su moneda para frenar el efecto que ya han padecido tras la reciente mini-revaluación. El principal promotor de esta idea ( tomar medidas con moderación) es la presión doméstica.

En el otro lado de la balanza se encuentran los demás países que ejercen una presión insistente para llevar más allá las medidas de apreciación del yuan. El yuan se ha apreciado un 2,8 % desde que el banco central chino anunciara el “descongelamiento” de su moneda a mediados de junio. China tomó esta medida principalmente por la iniciativa estadounidense de sancionarle por sus manipulaciones monetarias.

En este momento el yuan el cambio del yuan a dólar es de 6.6515 CNY. Tampoco se puede perder de vista a Japón. Los dos gigantes asiáticos siguen compitiendo, dejando a Estados Unidos de lado, el puesto de la segunda economía mundial. Pese a estas predicciones, el PIB por habitante de Japón sigue superando al chino por diez veces. ¿Podrá China superar este reto?

No sería de extrañar que los analistas económicos estén a la espera de cómo estos dos países lidian con el panorama al que se enfrentan. Con crecimientos trimestrales del 10 por ciento no sería de extrañar que China tomase el relevo. El PIB chino ya había adelantado al de Japón en el segundo trimestre del año, aunque el japonés estaba por encima del chino en el total del semestre. Parece que un yen demasiado fuerte está dejando a Japón al margen de la economía mundial. Según datos divulgados recientemente la economía nipona está creciendo a mucha distancia del resto de economías mundiales. Este hecho hace preocuparnos por la salud de la economía japonesa. Se presenta un inquietante futuro para este país que tendrá que lidiar con una emergente China.

Durante este año el principal objetivo del mercado ha sido advertir a China que estaban al tanto de las maniobras irregulares que estaban llevando a cabo con el yuan y avisar de las posibles medidas a tomar. Desde que este periodo de alteración se ha ido calmando el BPC ( Banco Popular Chino) ha tomado la decisión de suavizar estas medidas para calmar las tensiones ejercidas por los enemigos locales de la apreciación de la moneda como los exportadores.

Anuncios

Acerca de Beatriz Jacoste
Estudiante de Relaciones Internacionales en la Universidad Europea de Madrid

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: