Reclaman un Estado palestino


El pasado 29 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. En este día el Consejo de Embajadores Árabes en España recordaron el incumplimiento de la creación de un Estado árabe palestino aprobado por la ONU en el Plan de Partición de 1947 e instaron a que se efectúe.

Ese mismo día, en 1947, la Asamblea General aprobó el Plan de Partición que estipulaba la creación de un Estado judío y un Estado árabe, y la administración de la ciudad de Jerusalén por el Consejo de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas en Palestina. Hasta ese momento, el territorio palestino había sido administrado por el Reino Unido pero las tensiones entre inmigrantes judíos y la población árabe se hacía insostenible.

“De los dos Estados previstos en dicha resolución, hasta el momento sólo se ha creado uno: Israel”, resaltaron los embajadores de la Liga árabe, “Los palestinos, que en la actualidad son más de ocho millones, viven sobre todo en el territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, en Israel, en los Estados árabes vecinos y en los campamentos de refugiados de la región”, añadieron. Además, desde el comunicado apoyan los derechos inalienables del pueblo palestino, reconocidos por la Asamblea General, la “libre determinación sin injerencia externa, el derecho a la independencia y la soberanía nacional, el derecho a regresar a sus hogares, de donde fueron desplazados, y a que se les restituyan sus bienes”.

La cuestión de Palestina lleva sin resolver desde la aprobación del Plan de Partición. La población árabe del territorio se opuso a este plan, ya que consideró ilegítima la segregación de su territorio y la dotación de derechos especiales a una minoría. Así, en 1948, tras la creación del Estado judío en las tierras adjudicadas, las tensiones culminaron en la primera guerra árabe israelí, en la que los árabes palestinos consiguieron el apoyo de las tropas de los Estados árabes.

A pesar de las treguas y medidas de la ONU, las disputas continuaron y como consecuencia, Israel se apoderó de diversos territorios que habían sido adjudicados a los árabes palestinos e inició un movimiento de refugiados cuando alrededor de 750 mil palestinos abandonaron sus tierras.

En la actualidad, la cuestión continúa sin resolver, con Israel ignorando las resoluciones de la ONU y ocupando territorios correspondientes al Estado árabe palestino, miles de palestinos refugiados en distintos países sin poder establecer su propio Estado y que continúan considerando ilegítima la asentación del Estado judío en territorio palestino. Sin embargo, hasta que no cesen las hostilidades por ambas partes y lleguen a un consenso mutuo, no será posible la resolución del conflicto.

 

El pasado 29 de noviembre se conmemoró el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. En este día el Consejo de Embajadores Árabes en España recordaron el incumplimiento de la creación de un Estado árabe palestino aprobado por la ONU en el Plan de Partición de 1947 e instaron a que se efectúe.

Ese mismo día, en 1947, la Asamblea General aprobó el Plan de Partición que estipulaba la creación de un Estado judío y un Estado árabe, y la administración de la ciudad de Jerusalén por el Consejo de Administración Fiduciaria de las Naciones Unidas en Palestina. Hasta ese momento, el territorio palestino había sido administrado por el Reino Unido, pero las tensiones entre inmigrantes judíos y la población árabe se hacía insostenible.

 

“De los dos Estados previstos en dicha resolución, hasta el momento sólo se ha creado uno: Israel”, resaltaron los embajadores de la Liga árabe, “Los palestinos, que en la actualidad son más de ocho millones, viven sobre todo en el territorio palestino ocupado por Israel desde 1967, incluida Jerusalén Oriental, en Israel, en los Estados árabes vecinos y en los campamentos de refugiados de la región”, añadieron. Además, desde el comunicado apoyan los derechos inalienables del pueblo palestino, reconocidos por la Asamblea General, de “libre determinación sin injerencia externa, el derecho a la independencia y la soberanía nacional, el derecho a regresar a sus hogares, de donde fueron desplazados, y a que se les restituyan sus bienes”.

 

La cuestión Palestina lleva sin resolver desde la aprobación del Plan de Partición. La población árabe de Palestina se opuso a este plan, ya que consideró ilegítima la segregación de su territorio y la dotación de derechos y estatutos especiales a una minoría. Así, en 1948, tras la creación del Estado judío en las tierras adjudicadas, las tensiones culminaron en la primera guerra árabe israelí, en la que los árabes palestinos consiguieron el apoyo de las tropas de los Estados árabes.

 

A pesar de las treguas y medidas de la ONU, las disputas continuaron y como consecuencia, Israel se apoderó de diversos territorios que habían sido adjudicados a los árabes palestinos e inició un movimiento de refugiados cuando alrededor de 750 mil palestinos abandonaron sus tierras.

 

En la actualidad, la cuestión continúa sin resolver, con Israel ignorando las resoluciones de la ONU y ocupando territorios correspondientes al Estado árabe palestino, miles de palestinos refugiados en distintos países sin poder establecer su propio Estado y que continúan considerando ilegítima la asentación del Estado judío en territorio palestino. Sin embargo, hasta que no cesen las hostilidades por ambas partes y lleguen a un consenso mutuo, no será posible la resolución del conflicto.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: