Soluciones para Cachemira


Este jueves el gobierno de la India declaró tener las soluciones adecuadas para acabar con las protestas que llevan varios meses en la zona de Cachemira y cuyo objetivo es la independencia. Sin embargo los principales grupos separatistas dicen no saber nada sobre cualquier movimiento en la zona desde meses.

Es una lucha renovada desde Nueva Delhi para acabar con las insurrecciones en virtud de una mayor presión desde la oposición en el propio gobierno sobre una serie de acusaciones de corrupción que han estancado el parlamento durante casi un mes, paralizando todos los trabajos legislativos.


Las últimas revueltas tuvieron lugar el pasado mes de  junio cuando más de 100 personas fallecieron como resultado de las protestas. Éstas fueron las mayores  desde 1989 cuando un conflicto armado contra el gobierno hindú estalló en  en la región de mayoría musulmana.

El ministro de interior del gobierno hindú, Palaniappan Chidambaram afirmó que “los contornos de una solución política al problema de Cachemira es probable que se realice en los próximos meses”. Además recalcó que la cuestión de Cachemira es una cuestión política por lo que ha de resolverse con medidas políticas.

Cachemira es reclamado en su totalidad por la India y Pakistán, ya que actualmente el  noroeste de la región está bajo la influencia de Pakistán, el sur por India y la parte noreste por China. A lo largo de la historia los tres países han recurrido en diversas ocasiones a la violencia acabando casi siempre en guerras. Las más destacadas son las indo-pakistanís en los años 1965 y 1971. La región de Cachemira tiene tanta atracción debido a sus tierras de gran fertilidad, además de ser un punto estratégico en geopolítica.

Se calcula que entre un 75 y 95% de la población del valle cachemir, en su mayoría musulmanes, apoyan la independencia tanto de la India como de Pakistán, según una encuesta realizada este año por el think tank Chatham House.

En este momento los grupos independentistas no tienen confianza en las negociaciones con India ya que según ha dicho uno de los líderes separatistas, Syed Salahuddin, “el pueblo cachemir ha sido engañado una y otra vez”. Además consideran que desde Nueva Delhi no se trata al asunto con suficiente sinceridad y seriedad. Sin lugar a duda las relaciones entre los diferentes grupos son muy hostiles y por ahora nadie piensa ceder e incluso se están tomando decisiones que pueden desembocar nuevos enfrentamientos armados.

Anuncios

Acerca de Martín Chandarov
Estudiante de Comunicación para las Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: