Corea del Norte continúa con su carrera armamentística


Según informó el periódico surcoreano Chosun Ilbo, el servicio de inteligencia de Corea del Sur tiene sospechas de que Corea del Norte está excavando un túnel en el que podría realizar una prueba nuclear subterránea y burlar así a los países formantes de las negociaciones a seis bandas que tratan el tema de su armamento nuclear.

Los servicios de inteligencia surcoreanos detectaron en Puggye-ri, en el norte de la provincia de Hamgyong, en Corea del Norte, una excavación de alrededor de 500 metros de profundidad, la mitad de lo necesario para realizar una prueba nuclear subterránea. También se sabe que los norcoreanos avanzan con mayor rapidez que al principio en esta perforación, acelerándola incluso en el invierno cuando es mucho más difícil profundizar por la congelación del suelo. Corea del Sur cree que el túnel podría llegar a la profundidad de 1 kilómetro entre marzo y mayo, fechas en las que podría tener lugar la tercera prueba nuclear realizada por el régimen dictatorial norcoreano.

Los servicios de inteligencia de EEUU y de Corea del Sur también creen que el régimen podría estar ocultando otras plantas de enriquecimiento de uranio, entre 3 y 4, más allá de la única central conocida, la central de Yongbyon. Si la existencia de estas centrales se verificase, que prácticamente ya está hecho, supondría un acto más por parte del régimen norcoreano de desacuerdo con el plan de desarme nuclear que la comunidad internacional tiene pensado para el país asiático, y un acto para demostrar que el aislado país comunista aún tiene un gran poder militar con el que hacer frente a cualquier amenaza.

Estas declaraciones por la prensa surcoreana, ocurren tres semanas después de que Corea del Norte bombardease la isla surcoreana de Yeonpyeong y dejase en el bombardeo 4 muertos, dos militares y dos civiles. Con esta acción, Corea del Norte reactiva las tensiones con su vecino del sur, que duran desde el fin de la Guerra de Corea, que difícilmente tendrá una solución dado que el presidente de la comisión, Kim Jong-il, ha designado a su hijo Kim Jong-un, su hijo más a fin con su ideología dictatorial, como sucesor del Gobierno de Corea del Norte. Por lo que está asegurada la continuidad de un régimen opresivo y dictatorial en la República Popular de Asia Oriental.

Si finalmente Corea del Norte estuviese preparándose para realizar otra prueba nuclear, el aluvión de quejas por parte de la comunidad internacional sería inmediata, así como imparable hasta tal punto que Corea del Norte casi se vería obligada a seguir con las negociaciones de desarme en las que, incluso su mayor aliado China, quiere terminar de una vez con la problemática de tener constantemente a las fuerzas armadas de los Estados Unidos en el mar Amarillo, dejando así en manos de China el poderío de la región.

Anuncios

Acerca de Víctor García
Soy un estudiante del Grado de Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: