Europa desea una nueva estrategia en Afganistán


El pleno de la Eurocámara ha criticado este jueves los “errores de apreciación” de las tropas internacionales en Afganistán por “infravalorar” a los talibán y haber “sobreestimado” la capacidad del Gobierno de Kabul para garantizar la seguridad del país y ha instado a la Unión Europea a elaborar una nueva estrategia para el país centroasiático en colaboración con las autoridades afganas y que incluya la negociación con los talibán. El coste derivado del conflicto afgano se eleva a más de 300.000 millones de dólares (unos 226,6 millones de euros) entre 2001 y 2009, según sus datos.

En dicho pleno, los eurodiputados piden una nueva estrategia para llevar a cabo en Afganistán, dicha estrategia se debe basar en  mejorar la coordinación de la ayuda internacional, reforzar la participación de los afganos en el proceso de paz, mejorar el entrenamiento de las fuerzas policiales locales y más esfuerzos para erradicar el cultivo de opio.

Los miembros de la Eurocámara lamentan la cada vez más creciente inseguridad que vive el país centroasiático, ya que actualmente tiene mayor importancia la seguridad que la reconstrucción y los planes de desarrollo. Además la población afgana percibe cada vez más a las tropas internacionales como fuerzas de ocupación. Todo esto se ve favorecido por las desafortunadas maniobras que llevan a cabo el ejército estadounidense y las milicias locales por la utilización entre otros medios, de aviones no tripulados, que con demasiada frecuencia causan víctimas civiles y desacreditan la intervención internacional en Afganistán.

Uno de los grandes problemas de Afganistán es el del Opio ya que es una de las principales fuentes de enriquecimiento para los talibanes y señores de la guerra, y desde la eurocámara están decididos a intentar acabar con esta lacra. Para ello proponen sustituir estos cultivos por otros con mayor potencial económico como el azafrán y la creación de una oficina especializada con recursos propios para impulsar un plan nacional a cinco años para avanzar en la erradicación del opio.

Desde la Eurocámara también desean solucionar el tema de la seguridad. Se quiere dotar a Afganistán de suficiente fuerza para que se pueda gobernar por si mismo sin continuos problemas tales como constantes ataques talibanes o golpes de Estado y que de esta manera las fuerzas internacionales puedan retirarse de dicho país sin que esto suponga una vuelta al caos como ha advertido Petraeus. Por ello la Eurocámara pide que la UE y la OTAN creen un programa de formación de policías conjunto a gran escala.

La Eurocámara ha criticado a las fuerzas estadounidenses en el país asiático por dejar el control del suministro de la ayuda en el sector privado afgano porque entienden que ello “alimenta la corrupción y la extorsión, porque los señores de la guerra, las mafia local y los comandantes talibán acaban aprovechándose de una buena parte de los 2,2 a 3.000 millones de dólares que representa la logística militar en Afganistán”

Desde la reunión de la Eurocámara de este jueves se ha querido remarcar que “Cualquier solución a largo plazo a la crisis afgana debe tener como punto de partida el interés de los ciudadanos afganos en su seguridad interior, la protección civil y el desarrollo económico y social, y debe basarse en la adopción de medidas concretas para la erradicación de la pobreza, el subdesarrollo y la discriminación contra las mujeres”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: