La UE ampara violaciones de los derechos humanos en Libia


Amnistía Internacional (AI) acusa a la Unión Europea y Libia de estar implicados en una cooperación conjunta para evitar la llegada de inmigrantes ilegales desde África  al viejo continente. Según fuentes de Reuters y Europapress, en el último informe de AI se acusa al gobierno de Trípoli de incumplimiento y violación de los derechos humanos. A su vez, Amnistía alega que la Unión Europea se limita sólo a ignorar tales acusaciones y no tomar parte en el asunto.

Esta organización no gubernamental con sede en Londres tiene a su disposición testimonios de varios de los afectados. Solicitantes de asilo y emigrantes, principalmente del continente africano, se enfrentan a detenciones infinitas y torturas en Libia hacia su intento de alcanzar las costas europeas. En el caso de las mujeres, muchas sufren violaciones, humillaciones y un trato inhumano, informa la BBC. Un gran número de los afectados temen ser devueltos a sus países de origen sin tener en cuenta el alto riesgo de persecución al que se enfrentan en su territorio.

Libia reforzó sus medidas en la lucha contra los inmigrantes ilegales, acción mediante la cual las últimas cifras disminuyeron drásticamente. En octubre, la Unión Europea y Libia firmaron un acuerdo para la gestión de flujos de migración y control de fronteras hasta el 2013, bajo el cual la UE paga 50 millones de euros anuales al país árabe. Además las patrullas de las costas libanesas utilizan botes donados directamente por el gobierno italiano. En ocasiones estas patrullas detienen a pequeñas embarcaciones cerca de las costas de Malta y las envían a Libia.

Somalia es uno de los principales países afectados. Millares de somalís se ven forzados a abandonar cada año su país debido al grave conflicto civil que se está viviendo desde 1991. Farah Anam, una mujer somalí, que había llegado a las costas maltesas en julio de este año aseguró preferir morir en el mar antes que volver a Libia.

Por todo esto, Amnistía Internacional exige a Libia, la UE y Malta tomar medidas drásticas para resolver el incumplimiento de los derechos humanos.
El director de AI  para el programa de Oriente Medio y Norte de África, Malcolm Smart declaró que “la UE y sus estados miembros no deben cerrar los ojos ante las continuas violaciones de los derechos humanos en Libia, cuando busca colaboración para combatir el flujo de personas que llegan a Europa desde África.”

No es la primera vez que el estado libanés  es cuestionado sobre temas de derechos humanos. En el año 2007, el gobierno de Trípoli fue presionado por la UE y EEUU a liberar 5 enfermeras búlgaras y un medico palestino condenados a muerte desde 1999. Estos fueron torturados y expuestos a condiciones infrahumanas hasta que se demostró su inocencia.

Anuncios

Acerca de Martín Chandarov
Estudiante de Comunicación para las Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: