Milagro en Nueva Zelanda


Los vecinos neozelandeses de Auckland, capital del país, se quedaron conmocionados al enterarse de que un joven adolescente de tan solo 15 años, residente en esta localidad, sufrió una estrepitosa caída el pasado Jueves a las 21:30 hora local, cuando se precipitó desde el balcón de su casa, situada en la decimosexta planta de un bloque de apartamentos de la capital.

El administrador del bloque de apartamentos ha facilitado a la prensa que el balcón estaba a unos 50 metros del suelo de hormigón que asfaltaba la calle. Al parecer el joven neozelandés cayó primero sobre el techo de acero de un aparcamiento anexo al bloque de edificios, lo cual pudo amortiguar la vertiginosa caída. El joven, el cual no ha querido facilitar su nombre a los medios de comunicación, solo sufrió heridas leves tras la caída, aunque al principio se le traslado al hospital con pronóstico grave.

En estos momentos, según el periódico “The New Zealand Herald”, el estado del joven es estable y no se teme por su vida, aunque en la caída el adolescente sufrió heridas internas, así como una fractura de muñeca y una costilla rota, de esta forma podría recuperarse en tan solo un par de días en observación. Los expertos dicen que es sumamente raro que una persona sobreviva a una caída superior a cinco pisos de altura, es decir, unos 17 metros.

El diario local declaró los días posteriores al conflicto que la policía todavía desconoce las causas de la caída del joven, incluso después de haber interrogado al mismo.

No es la primera vez que se ven casos tan espectaculares como este, incluso en España, donde ya se han visto casos parecidos.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: