Nuevas conversaciones entre Marruecos y el Frente Polisario


El gobierno marroquí y el Frente Polisario el jueves reabrieron las negociaciones para llegar a un acuerdo y resolver el conflicto del Sáhara Occidental.

La negociación durará hasta el próximo sábado y es el cuarto encuentro realizado desde 2009. Tienen lugar en la localidad neoyorquina de Greentree, en Long Islan  auspiciadas por las Naciones Unidas y en presencia de Algeria y Mauritania.

Dirigen las negociaciones el canciller marroquí, Taieb Fassi Fihri y el presidente del Parlamento Saharaui Jatri Aduh acompañados por Christopher Ross como enviado especial de la ONU.

Anterior a este contacto hubo una cita previa a principios de noviembre, tras el ataque al campamento  Gdeim Izik. Tal ataque hizo que el presidente de la República Árabe Democrática Saharaui, solicitara al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el envío de una misión internacional que investigue la agresión.

En las rondas anteriores no lograron resolver el conflicto planteado entre Marruecos y el pueblo saharaui debido al rechazo de las propuestas como base para futuras negociaciones, sin embargo iniciaron a “constituir una nueva dinámica para los próximos pasos del proceso negociador” decía Christopher Ross

La capital de renio marroquí, Rabat,  ofrece al pueblo saharaui un aumento de su  autonomía, sin renunciar al control del territorio. El Frente Polisario reclama el referéndum que debía haberse celebrado en 1991, ya que el Consejo de Seguridad de la ONU creó un plan de paz y una Comisión para dicha celebración (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental, MINURSO).El coordinador saharaui en la Misión de la ONU para el Referéndum en ese territorio, Mohamed Jadad, abogó por que ese mecanismo se dedique a la supervisión de los derechos humanos en el territorio. También pide que Marruecos asuma responsabilidades y una implicación activa del Consejo de Seguridad

El representante del Frente Polisario ante la ONU, aseguró que “se trata de medidas de confianza. Pero la confianza no existe. No saldrá nada de esta fase de diálogo”.

El ministro de Exteriores saharaui, Mohamed Uld Salek instó a las Naciones Unidas a “asumir sus responsabilidades ante este estado de cosas”,  avisa del incumplimiento del mandato de la MINURSO y declara que “el MINURSO no ha podido cumplir su misión, no por culpa de la voluntad manifiesta del Gobierno marroquí de renegar de los acuerdos suscritos oficialmente, sino por la oposición de España y Francia, que han querido, contra toda lógica, confiscar el derecho inalienable del pueblo saharaui a la autodeterminación y la independencia”.

Hace una semana la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución para el Sáhara Occidental que reafirmó “el derecho inalienable de todos los pueblos a la libre determinación y la independencia”. Dicho texto alude a los contactos entre el Frente y Marruecos y acentúa la actuación de Ross para “una solución política justa y mutuamente aceptable conforme al derecho internacional humanitario”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: