Racismo, violencia y miedo en Rusia


Grupos nacionalistas rusos y rusos de origen caucásico se enfrentaron ayer en Moscú. Miles de policías antidisturbios (OMON) intentaron controlar la situación ante la oleada de violencia. 1000 personas resultaron detenidas en el intento de disolver este segundo enfrentamiento masivo que se produce en menos de una semana entre estos grupos.

El sábado, miles de nacionalistas llenaron la plaza Roja de Moscú, cerca del Kremlin, y agredieron a cualquier persona de aspecto no eslavo. Gente herida, gente escondida debajo de coches, gente huyendo y policías esperando refuerzos bajo una lluvia incesante de objetos pesados como vallas de metal.

Ayer, para evitar los sucesos del sábado, los policías antidisturbios cerraron los accesos a la plaza Roja de Moscú. Se produjeron altercados en las proximidades de la estación Kiévskaya y del Ministerio de Exteriores así como en el parque Gorki. En estos puntos se habían citado ambos bandos vía Internet. Por la noche OMON vigilaban también el metro. El centro comercial más grande del continente tuvo que cerrar por amenaza de bomba, al igual que bares y tiendas. Según la agencia Ria-Novosti, 30 personas resultaron heridas.

La policía pedía la documentación y registraba a la gente en busca de armas como cuchillos, objetos punzantes, palos… La policía escoltaba a sus domicilios a extranjeros que se encontraban en el centro de Moscú. y unos pocos policías trataron de proteger a varios transeúntes de apariencia no eslava de la ira de los neo-fascistas quienes respondieron lazando bengalas y lo que encontraban al grito de “Rusia para los rusos”.

Los pogromos fueron provocados por el asesinato el pasado 6 de diciembre de Yegor Sviridov, de 28 años, un hincha del Spartak de Moscú, un equipo de fútbol, a manos de un hombre ruso originario del norte del Cáucaso. Además la puesta en libertad de varios de los hombres detenidos inicialmente por el asesinato, degeneró en protestas racistas. La multitud se volvió en contra de los caucásicos, muchos de los cuales son ciudadanos rusos legales.

Un sector de la sociedad rusa rechaza a los ciudadanos de origen caucásico y a otros grupos étnicos del Cáucaso como azerbaiyanos, armenios y georgianos o algunos de países de Asia Central. En Rusia viven aproximadamente, cinco millones de inmigrantes, la mayoría irregulares.

Después, a orden del jefe de la policía de Moscú, los radicales de derechas fueron empujados hacia el interior del metro, donde decidieron sacar de los vagones a aquellos que no tenían rasgos eslavos y agredirlos en el andén.

Ayer, fue asesinado el jefe de la comunidad musulmana local de Nálchik, capital de Kabardino-Balkaria, Anás Pshijáchev. Los asesinos fueron dos individuos que dispararon contra él en la calle, y murió en el acto según la agencia Interfax. El presidente Dmitry Medvedev, expresó sus condolencias a la familia.

Medvedev condenó los enfrentamientos. “Las acciones destinadas a incitar el odio racial, étnico o religioso y la enemistad son particularmente peligrosas: amenazan la estabilidad del Estado”, dijo Medvedev en una reunión del Consejo de Seguridad de la presidencia.

“Los recientes eventos en Moscú -los ataques contra personas- deben ser procesados como crímenes y los responsables deben ser castigados”, añadió.

“En Moscú y Rusia todo está bajo control”, escribió Medvedev en Twitter. “Vamos a lidiar con todos los que causen problemas. No tengan dudas”.

Aun así, se teme que los enfrentamientos se repitan. Grupos nacionalistas dicen que tienen previsto reunirse de nuevo. También circulan rumores de que cientos de chechenos y otros nativos de la región del Cáucaso del Norte están de camino a Moscú para responderles.

Todo esto pasa días después de que Rusia fuera elegida para ser la sede del Mundial de fútbol 2018.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: