Rusia en Alerta por Choques Étnicos


El creciente nacionalismo adjudicado según los analistas a la actual administración del gobierno ruso, ha ocasionado que Rusia entre en estado de alerta y comience a estar vigilada por agentes antidisturbios (OMON) que han tomado varios puntos estratégicos de la capital rusa como la plaza roja, para evitar enfrentamientos entre los grupos nacionalistas rusos y rusos del Cáucaso.

Todo el problema se origina con la muerte el 6 de diciembre de un hincha futbolístico, un ruso, en una pelea con un ciudadano del Kabardino-Balkaria (zona rusa del Cáucaso). La fiscalía dejó en libertad al presunto homicida, lo que desató en otros hinchas un malestar que fue aumentando hasta llegar a las enfrentaciones que han tenido lugar en Moscú.

En la estación Kiévskaya y en el Ministerio de Exteriores se esperan choques entre los grupos nacionalistas, es por eso que ahí existe mayor concentración de los OMON para tratar de evitar tales acontecimientos. Ésta alerta surgió a raíz de que ahí se incitaba a reunirse según las fuentes de internet en donde se divulgo esta información, además el centro comercial Evropeiski, el mayor del continente, fue cerrado por poco mas de 5 horas debido a la amenaza de bomba existente.

Parte de la sociedad rechaza a los ciudadanos de origen caucásico y por ende a otros grupos étnicos del Cáucaso (azerbaiyanos, armenios y georgianos) o de países de Asia Central. Se cree que en Rusia viven cinco millones de inmigrantes, siendo mayoritariamente ilegales estas personas.

Según los analistas esto tiene un trasfondo que se viene arrastrando desde hace años, es decir que la rezago en la educación en la que se vive, en el que las autoridades no son capaces de educar a la población para evitar el racismo y los extremistas.

“Alguien necesita aventar la tensión para que en el país se produzca una oleada de violencia”, declaro el jefe del consejo de derechos humanos adscrito al presidente, Mijaíl Fedótov.

El líder musulmán, Anás Pshijáchev, que residía hasta ayer en Nálchik, capital de Kabardino-Balkaria fue asesinado en la calle por dos individuos que dispararon en su contra.

Los líderes de las diversas religiones de las que existen adeptos en Moscú hicieron un llamado a sus fieles para que estos no sucumban a la ola de violencia que se está generando en la capital del país euroasiático.

Esto se extiende por Rusia, como en San Petersburgo en donde ya se han tomado medidas para que no suceda los mismo que en la capital de este país, como las 80 detenciones que hasta ahora se han realizado, estas pocas a comparación de las más de 1000 detenciones que se han registrado en Moscú con el objeto de evitar enfrentamientos masivos entre los grupos nacionalistas rusos.

Y mientras todo esto sucede, el nuevo alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin ha dicho a los embajadores extranjeros que Rusia y Moscú quieren realizar el mejor campeonato del mundo de fútbol de la historia en 2018 y organizar una fiesta que sea recordada por su brillantez. Moscú, dijo, ha comenzado ya a prepararse para el acontecimiento.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: