España y Rusia: acuerdos y derechos


La Ministra de Asuntos Exteriores Trinidad Jiménez se reunía hoy, domingo 16 de enero, con el también Ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov. Jiménez aseguró que el hilo conductor que seguiría dicha reunión sería coordinar la visita que en un futuro próximo realizarán los reyes españoles a Rusia, además de tratar “otros actos políticos, económicos y culturales de importancia”.

Previamente, la Ministra había asegurado en una rueda de prensa con su colega Radoslaw Sikorski (23 febrero 1963, Polonia) que en el almuerzo del domingo con el Ministro ruso se mantendrían todos los temas posibles que fuesen “de interés para ambas partes, como el Gobierno siempre hace en este tipo de eventos”. Sin embargo, Trinidad Jiménez ha insistido y subrayado que el principal motivo de su primera visita a Rusia es la presentación en la ciudad de Moscú del Año Dual España-Rusia, que contiene un gran programa de actividades que aumentarán y reforzarán los lazos económicos, además de mejorar la imagen del país.

No obstante, no sólo esto ha llamado la atención sobre la ya famosa visita al gran país del este. Amnistía Internacional se dirigió personalmente por escrito a la Ministra, expresando la preocupación por el estado frente al trato de los derechos humanos en Rusia.  Según un estudio realizado y publicado a finales del año 2010, en el que se analiza el balance de los derechos humanos en el país del este, deja claro las limitaciones a derechos básicos como la libertad de expresión y otro tipo de actos realizados en el país del este como: las diversas detenciones a defensores de los derechos humanos; amenazas, riesgo y veto a periodista y abogados; e incluso en algunos casos, desapariciones y asesinatos forzados. Según la organización no gubernamental, la Ministra no debería de desaprovechar esta oportunidad para dejar clara la postura del gabinete del gobierno español ante el tratamiento de los derechos humanos en los países del este, sobretodo en Rusia.

Sin embargo, la Ministra ha declarado que no abordará el tema denunciado por Amnistía Internacional pues “la agenda prevista está cargada de acontecimientos enormemente positivos” y que para tratar ese tema existe “el diálogo entre la Unión Europea y Rusia, que es increíblemente rico y amplio”.

Entiendo muy bien que la señorita Trinidad Jiménez no quiera disuadir su atención de los temas acordados y previstos, pero estoy de acuerdo con Amnistía Internacional en que no estaría de más sacarlo un poco a flote y dar un ligero toque de atención. No se puede permitir que en pleno siglo XXI y en un país desarrollado como Rusia, que además es el más vasto y denso de toda la Unión Europea, sigan generándose esas situaciones sumamente atroces como secuestros, asesinatos o los límites de la libertad de expresión. Aun así, y aunque muy a mi pesar tenga que admitirlo, es posible que no sea conveniente mover los hilos de un gigante como Rusia, y menos si lo hace un país en un estado debilitado y de recuperación como lo está ahora España.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: