Estados Unidos se asoma de nuevo


Después de una abultada crisis que surgió por parte de los Estados Unidos hace ya más de dos años, y que devastó con ella la economía de decenas de países que aún se encuentran en la disyuntiva de cómo regenerar su política económica. Esto ha provocado cambios radicales en las urnas a la hora de elegir a los próximos gobernantes de distintos países de todo el orbe. Debido a la situación económica en la que se encuentra sumergido el mundo, la sociedad internacional piensa que es momento de un cambio radical, buscar un nuevo sistema económico. Ya que el capitalista ha fallado dos veces en forma grande. En la difícil época de finales de los años 20´s y los años 30´s. Y ahora en esta ocasión, en plena entrada al siglo XXI. Siglo que a lo distante preveía una solución a todos los males sociales que se venían padeciendo de décadas atrás. Aumento de la tecnología, mejor seguridad y salud entre otras eran la esperanza de una sociedad internacional que ha entrado a este siglo azotada por los intereses capitalistas de sus gobiernos. Sin duda un baño de agua fría para despertar de ese sueño, una alerta de que los tiempos no cambian tan rápidamente y que es necesario actuar para superarse individual y colectivamente.

Estados Unidos muestra signos vitales una vez más. No está muerto. Se niega a entregar su hegemonía mundial, que sin duda está en decadencia. Los últimos informes económicos muestran un avance gradual en la recuperación económica. Según el Departamento de Comercio de EUA, las ventas del mes de diciembre subieron un 0.6% con respecto al mes de noviembre. Para con esto generar una suma de crecimiento anual de 6.7% en 2010. El mayor aumento anual desde 1999. Sin embargo el Departamento de Labor informa que el mejoramiento de la economía se debe al incremento del 8.5% de impuestos al petróleo y alimento. Y no al movimiento económico decembrino. El cual comenzó desde tempranas fechas en noviembre, mucho antes que lo acostumbrado.

Según BBC News, el gasto del consumidor promedio es de lo que está sostenida la economía norteamericana, ya que representa un 70% de la actividad nacional. Por lo que esto nos lleva cuestionarnos seriamente. ¿En realidad Estos Unidos se recupera y esto representa un alivio y esperanza para todas las economías que dependen de la suya? O ¿simplemente son acciones implementadas por el gobierno para ayudar a la inversión privada?

Los indicadores muestran un crecimiento económico, del cual el 70% depende del intercambio comercial que realiza el consumidor promedio, pero  no es posible que este incremento sea realizado por el consumidor promedio ya que los indicadores de ventas muestran un muy ligero aumento con respecto a los meses anteriores, teniendo en cuenta de que se está hablando del mes de diciembre, mes donde existe mayor movimiento de divisas. Aunado a  que existe un nivel de desempleo muy alto. La recuperación, tal como lo dice el Departamento de Labor, se refiere a un incremento en los precios del petróleo y los alimentos. Ganancias que se irán hacia la industria privada.

¿Es un crecimiento Ficticio o real? Estados Unidos muestra mejores números, pero su gente no tiene trabajo por lo que es incapaz de comprar/vender y generar ese ciclo del cual depende el sistema capitalista.

Los norteamericanos se niegan a entregar la estafeta de líder mundial. Es evidente que se aleja del sitio de honor, pero como dejarle ese lugar a China. Un país con índices muy altos de desigualdad y pobreza. Un país con un sistema contrario al sistema que ha implementado Estados Unidos en el mundo desde hace varias décadas. Pero, ¿quién mas se muestra en el plano internacional para tomar la estafeta? Es muy pronto para Brasil y Rusia. Francia e Inglaterra sufren de problemas internos muy graves con sus sindicatos. ¿Es necesario que Estados Unidos siga implementando estas medidas para “mejorar” su economía? ¿Es necesario que Estados Unidos se siga asomando?

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: