Australia sumergida


Se ha ordenado la evacuación de algunas ciudades de Victoria porque se espera la mayor inundación en 200 años. La población de las ciudades australianas situadas al sureste del país, ha dejado sus casas ante el peligro del desbordamiento de un río. Hasta 1.500 viviendas en Kerang, en el norte del estado de Victoria, podrían verse afectadas si el río Lodden se desborda.

“Deben dejar sus casas de inmediato”, alertó el Servicio de Emergencia del Estado (SES) vía mensaje de texto. Fue enviado este pasado miércoles a los 2.500 residentes de la cuidad, a las 5:20 de la mañana (hora local). Las zonas del sureste y centro-sur de Queensland, como Gladstone, en donde se encuentra uno de los principales muelles de exportación de carbón del estado, quedaron marcadas por la destrucción y la muerte.

Las minas de carbón de Queensland vuelven a funcionar a plena dotación de personal permanente y los envíos de los dos mayores muelles de exportación de carbón del estado, fueron aumentando a medida que la apertura de las líneas de transporte de mercancías por ferrocarril y minas volvían a la normalidad.

“Las tormentas eléctricas pueden producir fuertes vientos, abundantes lluvias e inundaciones repentinas”, dijo el Instituto de Meteorología.

El martes, hasta 500 casas quedaron aisladas en Victoria y más de 3.500 personas evacuaron el estado por el desbordamiento del río Wimmera. El río comenzó a retroceder esa misma tarde.

Estas inundaciones han dejado ya 30 muertos. El gobierno dice que este desastre natural puede ser el más costoso de su historia. Un total de 51 ciudades y 1.500 propiedades han sido afectadas por las crecidas.

Las inundaciones en Victoria siguen a la crisis de seis semanas en Queensland, donde las aguas han cubierto una zona del tamaño de Francia y Alemania juntas, culminando en la última semana con la inundación de Brisbane, la tercera ciudad más grande de Australia, y la devastación total de las ciudades que se encuentran al oeste.

Los meteorólogos atribuyen los aguaceros ininterrumpidos a un fenómeno conocido como “La Niña”, un evento cíclico que enfría las aguas del este del océano Pacífico y calienta las aguas en el oeste, cerca de Australia. El ciclo dura hasta que llega el sistema climático conocido como “El Niño” y provoca el fenómeno opuesto, la falta de lluvias.

La primera ministra australiana, Julia Gillard, anunció el martes la formación de un grupo de trabajo que ayudará con la reconstrucción de las infraestructuras devastadas en Queensland.

Las inundaciones que asolaron Queensland podrían ser el desastre natural más caro de la historia del país.

Gillard informó de que aún es pronto para saber a cuánto asciende el valor de los destrozos, porque todavía no es posible saber cuál es el daño total causado por la inundación, pero que trabajarían en ello.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: