La Policía Sudanesa anula la publicación de un diario secesionista.


Las fuerzas de seguridad sudanesas suspendieron este jueves la publicación de un periódico asociado con el principal partido de Sur de Sudán, lo que ha elevado tensiones entre los diferentes dirigentes políticos y la población. Los temores ahora se centran en una posible ola de censura, según informaros los responsables del diario, “Ajras al Huriya”, que remarcaron también la falta de información y explicaciones que justifiquen esta suspensión, pero sospechan que pueda deberse a que en el periódico, con sede en Jartum, se han publicado artículos destacados sobre la posible secesión de Sur de Sudán tras el referéndum y las protestas y revueltas callejeras por la inflación.

“Llegamos a nuestra redacción anoche (miércoles) y las fuerzas de seguridad vinieron a nosotros a detenernos”, indicó el subdirector, Fayez al Silaik. “Señalaron que no se podía imprimir hasta que no lo hubieran leído”, agregó Al Silaik. Lamentado ante los hechos, agregó que ahora estaban esperando a la posibilidad del cierre o suspensión definitiva del periódico, “estamos esperando lo peor”. También señaló que la mayoría de los editores del periódico son del norte y que están preocupados por cómo proyectará la información los diferentes medios de comunicación, si se declara la independencia de Sur de Sudán.

Aunque la Constitución de Sudán garantiza la libertad de prensa, no es la primera vez que una publicación se ha enfrentado a una censura y suspensión, especialmente aquellos diarios políticamente “sensibles”.

“Ajras Al Huriya”, apoyado por el partido sursudanés Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán (SPLM), ha sido suspendido varias veces en los últimos años.

La policía de Jartum disolvió este miércoles a un grupo de manifestantes que exigían la liberación del líder de la oposición. Hassan al Turabi fue detenido después de que pidiera una “sublevación popular” por la inflación y las diferentes reivindicaciones políticas que se habían llevado a cabo. Toda esta ola de protestas ha contado también con estudiantes en las últimas semanas, algo muy poco frecuente en las ciudades del norte, debido al aumento de los precios y la reducción de las subvenciones.

Los temores por en el norte por el negativo impacto económico que les supondría perder a Sur de Sudan, principal área productora de petróleo, han acrecentado y empeorado la crisis económica que arrastra el país. El referéndum fijado tras el Acuerdo de Paz de 2005 puso el punto y final a varias décadas de guerra civil entre el norte y Sur de Sudán.

Los primeros resultados muestran una abrumadora votación por la secesión de la zona meridional (se estima que entorno al 99 por ciento de los sudaneses ha votado a favor de independizarse del norte, según los primeros datos oficiales aunque incompletos organizados por la comisión electoral). Los resultados finales oficiales se esperan para febrero.

 

Anuncios

Acerca de Ana Díaz
Estudiante de Comunicación para las RRII de la Universidad Europea de Madrid

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: