“Mediator”, el fallo mortal del sistema sanitario francés


El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy volvió a mostrar gran firmeza para dar mayor confianza a sus ciudadanos en el sistema sanitario francés. Tras el caso Mediator en el año 2009, la política gala de sanidad perdió mucha credibilidad e incluso se llegó a exigir una reestructuración. Según profesionales en el campo, esta droga es la culpable del fallecimiento de más de medio millar de personas. Además, Mediator fue potencialmente consumido por más de 5 millones de personas. Éste fue el mayor escándalo médico en la reciente historia francesa.

En una reunión con profesionales del sector sanitario, Sarkozy se mostró comprensible con el enfado de los ciudadanos por el caso. También reafirmó que se está trabajando de forma imparable para solucionar tal deficiencia y para que no se vuelvan a producir unos acontecimientos así en el futuro de este país.

El ministro de Sanidad, Xavier Bertrand es el encargado de revisar el sistema y los análisis de decenas de medicamentos.

Según el jefe del estado galo, el objetivo es responder a “tres cuestiones fundamentales”. Ha pedido ajustar las grietas del sistema de vigilancia de los fármacos; reformar “la independencia, transparencia e imparcialidad” de las  tomas de decisiones a lo largo de todo el proceso de producción y distribución de medicamentos; y por supuesto “apoyar a todos los doctores encargados de prescribir receta”.

Tras anunciar que tales medidas podían entrar en vigor desde mediados de año, Sarkozy también aprovecho para defender el sistema sanitario francés como uno de los mejores del mundo.

El medicamento Mediator fue utilizado desde sus principios con fines de ayuda para los diabéticos con sobrepeso y exceso de grasa  en la sangre. Con el paso del tiempo, el medicamento se fue generalizando en tratamientos normales de pérdida de peso. Los profesionales creen que su principal componente – benfluorex – es el culpable de los más de 500 fallecimientos por problemas cardíacos.

El pasado sábado, fue emitido un informe por inspectores públicos afirmando que el principal fallo es del gobierno y las autoridades de salud pública, ya que el medicamento se debió retirar una década antes y no en el 2009. Ya a finales de los noventa, Mediator fue cuestionado, debido a que previamente la misma empresa fabricadora había emitido otro medicamento dietético que tuvieron que retirar las autoridades por sus efectos secundarios.

Es interesante que ni habiendo pasado un año de la retirada de Mediator, el fundador de la farmacéutica – Jacques Servier – encargada a producir dicho medicamento, fue reconocido con la Legión de Honor por el mismísimo presidente Sarkozy. Siendo la condecoración francesa más importante y que se concede a hombres y mujeres independientemente si son franceses o extranjeros, por sus méritos extraordinarios.

Anuncios

Acerca de Martín Chandarov
Estudiante de Comunicación para las Relaciones Internacionales de la Universidad Europea de Madrid.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: