Novedades en el problema FARC


La FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) cuenta con un miembro menos entre sus filas, todo gracias al ejército de Colombia, que ha abatido a uno de sus miembros más importantes y cabecillas en combate. El “caído en combate” se llamaba Luis Fernando Méndez López, alias ‘Didier’, y ocupaba la posición de cuarto cabecilla del frente 21 de la FARC. En esa guerrilla, también ostentaba el puesto de miembro del anillo de seguridad del líder, Guillermo León Sáenz, alias ‘Alfonso Cano’.

Méndez López cayó en combate durante el transcurso de los enfrentamientos de la Sexta Brigada del Ejército y subversivos de las FARC en el área del Cañón de las Hermosas, situadas hacia el centro-oeste de Colombia.

Poco han tardado en alzarse voces respecto a esta noticia. El comandante de la Quinta División del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, ha declarado definiendo este hecho como “de gran importancia”, pues al ser “Didier” uno de los bucles principales de la FARC (recordemos formaba parte del Bloque Central de la FARC y de los anillos de seguridad de “Alonso Cano”) la organización se encuentra ahora un poco más débil. Además de Menéndez  López también han fallecido dos rebeldes no identificados.

No es la primera vez, ni mucho menos, que este auto denominado grupo guerrillero de tendencias marxistas-leninistas causa unas noticias o titulares semejantes. No olvidemos las continuas guerrillas que tienen formadas en las fronteras con otros países (como Venezuela), sin pasar por alto la cantidad innumerable de secuestros que realizan (como el de la Premio Nobel Ingrid Betancourt o los miles de niños de barrios paupérrimos que luego incorporan a sus filas), atentados con bombas y demás armas o la gran afiliación que tienen con la actividad del narcotráfico en todo el país colombiano. Todo esto, según la propia organización, tiene un motivo: la instauración de un régimen político socialista en Colombia.

Bienvenidos a la realidad de la Sociedad Internacional. Esto es la historia de una auténtica organización terrorista que se intenta camuflar bajo el manto de “grupo guerrillero por una Colombia libre”. Grupos como estos representan la degeneración de la sociedad, la cara más oscura del ser humano, que al final acaba siendo el animal más peligroso que pueda existir. Para resolver un problema tan denso y complejo como la FARC se requiere paciencia y un gobierno bien preparado y decidido a acabar con todo el mal que emana de dicha fuente. No obstante, es difícil acabar con un enemigo que tiene, como la FARC en Colombia, todos tus blancos y puntos débiles controlados y sabe cómo activarlos y usarlos para su propio bien (amenazas al gobierno y demás altos cargos, etc.).

A pesar de ello, se sigue luchando duramente contra el fin de esta organización, y para ello se han realizado ya varios actos multitudinarios (manifestaciones, convenciones,…) en los que Colombia da la cara contra uno de sus peores temores. También organizaciones como la ONU, Naciones Unidas o Amnistía Internacional han expresado su gran apoyo en esta lucha, pues consideran muchos de los actos cometidos por la organización colombiana como “crímenes contra la humanidad”, además de que quebrantan la carta de los derechos humanos en cada una de sus acciones.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: