Obama sugiere un diálogo entre China y el Dalai Lama


Durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca, el presidente estadounidense ha hecho un llamamiento a su homólogo chino  Hu Jintao  para que negocie con el Dalai Lama la situación del Tíbet.

“A pesar de que nosotros, los Estados Unidos, reconocemos que el Tíbet es parte de la República Popular China, Estados Unidos sigue apoyando el diálogo entre el gobierno de China y los representantes del Dalai Lama para resolver los problemas y las diferencias, incluyendo la preservación de la identidad religiosa y cultural del pueblo tibetano “, dijo Obama.

Ha quedado claro que las diferencias en materia de los derechos humanos aún son fuente de tensión entre los dos gobiernos. La cuestión del Tíbet se planteó con fuerza por Obama y su equipo durante las conversaciones con la delegación china encabezada por Hu Jintao. Sin embargo, de acuerdo con los medios de comunicación americanos, no hubo ninguna mención del Tíbet en la declaración conjunta que se emitió más tarde ese mismo día.

Antes de la reunión, alrededor de 39 asociaciones de tibetanos y grupos de apoyo en los Estados Unidos, habían instado a Obama en una carta a plantear a Hu Jintao la cuestión del Tíbet, en particular sobre los derechos humanos en esta región: “El Tíbet debe estar en el orden del día de la conferencia”,  exigió La Campaña Internacional por el Tíbet, y pidió a EE.UU. que presionara al líder chino para que se comprometiera a buscar soluciones a las políticas educativas de los tibetanos y los debates regionales sobre la seguridad del agua.

Durante estos días, varias organizaciones se han manifestado frente a la Casa Blanca. Protestaban contra la brutalidad china en el Tíbet exhibiendo grandes pancartas y gritando al unísono “Tíbet libre”.

PREOCUPACIÓN EN EL CONGRESO DE ESTADOS UNIDOS

El pasado jueves, el Presidente de la Cámara de Representantes y un grupo de legisladores expresaron su inquietud ante este tema.”… Hemos planteado nuestras preocupaciones con respecto a los informes de violaciones de los derechos humanos en China, incluyendo la negación de la libertad religiosa, y el uso de aborto forzado como consecuencia de la política de “un niño“, declaró John Boehner, por medio de un comunicado. “Los líderes chinos tienen la posibilidad de hacer mucho más sobre esos asuntos y EEUU tiene la responsabilidad de mantenerlos bajo control”, añadió el líder republicano.

La líder demócrata, Nancy Pelosi, ha sido una firme defensora de esta causa: “La situación en el Tíbet es un reto a la conciencia del mundo y el mundo debe saber lo que está sucediendo en el Tíbet”. “Si la libertad de amar a la gente en todo el mundo no habla en contra de la opresión de China en China y el Tíbet, hemos perdido toda autoridad moral para hablar en nombre de los derechos humanos en cualquier parte del mundo”.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: