Se relajan las tensiones en las fronteras del Mar Amarillo


La agencia estatal de noticias surcoreana, Yonhap, informó de que el ministro de las Fuerzas Armadas Populares del régimen comunista, Kim Young-chun, envió un telegrama al titular surcoreano de Defensa, Kim Kwan-jin, con el objetivo de intentar reabrir las negociaciones entre oficiales de alto rango de ambos países, detenidas desde el ataque norcoreano a la isla de Yeonpyeong, en el Mar Amarillo el 23 de Noviembre del año pasado, en el que murieron cuatro surcoreanos.

Aunque la primera reacción de Séul fue de desconfianza y la propuesta fue acogida con frialdad, tanto Corea del Sur como EE.UU, su principal aliado, accedieron a llevar a cabo las negociaciones siempre que Corea del Norte se comprometiera seriamente con el proceso de paz y demostrara con acciones concretas su voluntad de diálogo.

Pyongyang propuso un encuentro entre los ministros de Defensa de ambos países y aseguró que Corea del Sur podía elegir tanto los temas como el calendario y el lugar de la reunión, según fuentes de la cadena de televisión YTN.

Al reabrir las negociaciones se ha conseguido rebajar la alerta en la frontera además de restablecer la línea telefónica directa entre las oficinas de la Cruz Roja entre ambos países en la zona desmilitarizada de Panmunjom, suspendida desde mayo del año pasado.

La tensión vivida en estos últimos meses en la zona de la frontera entre las dos Coreas en el Mar Amarillo, la zona más tensa del conflicto, es solo la continuación de una guerra técnica entre las dos Coreas que comenzó en 1950, con el gran conflicto que entonces las enfrentó y que terminó con un armisticio, y no con un Tratado de Paz.

Alberto Ramos Goicoechea

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: