Obama reactiva la Conferencia sobre el Desarme


El Gobierno de Estados Unidos quiere reactivar el control mundial del armamento y ha dicho que ningún país tiene derecho a impedir que haya negociaciones sobre el, posiblemente aludiendo a Pakistán.

Pakistán reiteró este martes que no puede apoyar unas negociaciones sobre el fin de la producción de plutonio y de uranio muy enriquecido. Varios diplomáticos y responsables de la ONU afirman que es el único Estado miembro de los 65 que asisten a la Conferencia sobre el desarme que se niega a respaldar el consenso. Pakistán insiste en que también habría que incluir las reservas existentes de material fisible para contrarrestar lo que percibe como la ventaja estratégica de India.

Este foro promovido por la ONU no ha negociado ningun acuerdo desde 1996, cuando se firmó el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, que prohíbe las explosiones nucleares subterráneas. Rose Gottemoeller (secretaria de Estado adjunta para el control de armas), ha afirmado que la prolongada situación de estancamiento en la Conferencia sobre Desarme podría hacer que ésta deje de ser útil.

Gottemoeller opina que el siguiente paso lógico para reactivar el proceso de desarme nuclear es comenzar unas negociaciones sobre el fin de la producción de material fisible que pueda usarse para fabricar bombas atómicas.

“Si no podemos encontrar una manera de comenzar estas negociaciones en la Conferencia sobre Desarme, tendremos que considerar otras opciones”, ha advertido Gottemoeller, que ha adelantado que en las próximas semanas Washington enviará a un grupo de expertos en material fisible a las conversaciones de Ginebra.

En su histórico discurso de abril de 2009 en Praga, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, expresó su deseo de que en el futuro no haya armas atómicas en el mundo.

Recientemente Rusia y Estados Unidos ratificaron  el nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START) que firmaron el año pasado. En él, cada país se compromete a, dentro de siete años, no tener más de 1.550 cabezas nucleares desplegadas.

Gottemoeller ha agregado que Estados Unidos se está preparando para iniciar un diálogo con Rusia sobre las conversaciones para limitar y reducir las armas atómicas tácticas en el año siguiente a la entrada en vigor del tratado.

Ha insistido en que “ya es hora de que la Conferencia sobre Desarme vuelva a ponerse a trabajar y haga su legítima contribución a la paz y la seguridad internacionales”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: