Plan secreto del MI6 y Palestina para acabar con Hamás


El MI6 colaboró en un plan secreto de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) para repeler a Hamás, según se extrae de documentos oficiales palestinos filtrados estos días.

El plan instaba a la encarcelación de líderes y activistas del grupo, el cierre de cadenas radiales y el reemplazo de clérigos en mezquitas.

Las recomendaciones datan de 2004 y contaron con el visto bueno de las autoridades de Reino Unido. Un miembro del MI6 en Jerusalén las transmitió a Jibril Rajoub, por entonces agente de seguridad de la Autoridad Palestina.

Desde entonces se vienen aplicando en Cisjordania buena parte de las sugerencias británicas contra efectivos de Hamás, lo que ha desencadenado denuncias por presunta violación de Derechos Humanos en el territorio.

En los documentos se describe un grupo de seguridad basado en la confianza entre británicos y palestinos y al margen del control de los “jefes de seguridad tradicionales”, con “líneas directas” a la Inteligencia de Israel. Además incluyen una lista de terroristas suicidas y proyectiles que requieren atención urgente.

Los papeles han sido divulgados por el canal Al Yazira, en lengua árabe y con sede en Qatar. Cuentan con la autentificación del rotativo británico ‘The Guardian’.  Los documentos, a los que tuvo acceso el periódico, también dan cuenta de la fuerte cooperación militar y de seguridad entre las fuerzas palestinas e israelíes

Bajo el título de “Degradar las capacidades de los rechazadores”, el plan de seguridad del MI6 recomienda “la detención de oficiales claves de cargos medios” dentro de Hamas y otros grupos armados, como también “el encarcelamiento temporal de figuras centrales de Hamas y de la JIP (Jihad Islámica Palestina), asegurándose que ellos sean tratados bien, con dinero de la Unión Europea”

El negociador jefe palestino, Saeb Erekat, trasladó al enviado de Estados Unidos para Oriente Próximo, George Mitchell, que no se estaba haciendo todo lo suficiente para derribar los túneles de contrabando entre Egipto y la Franja de Gaza, utilizados por Hamás.

En otra conversación con David Hale, de la Administración norteamericana, Erekat le dijo: “No somos un país todavía pero somos los únicos del mundo árabe que controlamos el azaque y los sermones en la mezquita”. El azaque es el impuesto que paga la comunidad musulmana para ayudar a los desfavorecidos.

 

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: