El proyecto del Espacio Económico Común seguirá adelante

Moscú seguirá trabajando de forma razonable en la creación del Espacio Económico Común (EEC) entre Rusia, Bielorrusia y Kazajstán, declaró el primer Ministro ruso Vladimir Putin. Asimismo reconoció el gran trabajo realizado en la base de documentos del EEC por parte del Presidente y del Gobierno bielorruso.

El primer ministro bielorruso aludió que Minsk corroboró los 17 documentos que establecen el marco legal del EEC, aprobados por el parlamento bielorruso de forma casi unánime el 21 de diciembre. En los que se trata el acuerdo sobre las reglas de acceso a los servicios de los monopolios naturales en materia de transporte de gas, y el reglamento de mercados de petróleo y derivados de Rusia, Bielorrusia y Kazajstán. Exteriorizó cierta confianza en la aprobación por parte de los otros estados, conforme a sus procedimientos nacionales.

Miasnikóvich aseguró que han hecho todo lo posible y que continuarán con esta labor. Al mismo tiempo, tuvo buenas palabras para Rusia, destacando su actitud coherente y de principios, alegando que este comportamiento cimentó el éxito común.

Según el jefe del Ejecutivo bielorruso, el objetivo inmediato de las partes es diseñar un mecanismo para poner en marcha el EEC a partir del 1 de enero de 2012.

Por otra parte, dicho espacio está abierto a la adhesión de otros países incluso a la unión europea como candidatura colectiva .Así lo expresó el presidente ruso Dimitri Medvédev en declaraciones anteriores.

Esta invitación es un gesto voluntario para aquellos países que quieran formar parte de este espacio, puedan mejorar sus economías y elevar la calidad de vida de sus ciudadanos.

Irán muestra sus instalaciones nucleares

Teherán ha hecho un llamado a la comunidad internacional para visitar el centro de procesamiento de uranio de Natanz y el reactor de producción de plutonio de Arak, después de que algunos de ellos hubieran manifestado sus dudas ante su presencia debido a la falta de conocimientos sobre la materia por parte de Irán.

El gobierno iraní ha afirmado que expertos nucleares podrán acompañar a los dirigentes y responsables internacionales que hayan sido invitados a dichas instalaciones durante los días 15 y 16 de Enero.

Entre los invitados se encuentran algunos miembros del Consejo de Seguridad de la ONU, la Unión Europea, el Grupo de los 77 y el Movimiento de los No Alineados.

Esta invitación es considerada como ¨ un gesto para generar confianza por parte de la República Islámica y se ha hecho con buena voluntad” dicho por el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramin Mehmanparast, defendiendo la invitación. Además asegura que ‘’debería ser considerado como una oportunidad y un paso positivo ¨.

La respuesta de los invitados no se ha hecho esperar, la Unión Europea y China han declinado la invitación. El portavoz del Ministerio chino de Asunto Exteriores declaró “El representante en Viena sigue en China en estos momentos, por lo que será difícil que pueda viajar a Irán”.

Por otra parte, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, ha declarado ante la prensa que la oferta iraní merece la atención y demuestra una mayor apertura por parte de Teherán. Finalmente ha rechazado la invitación. En cambio otros invitados provenientes del Grupo de los 77 y del Movimiento de los No Alienados han aceptado la visita del domingo.

Irán ha desvelado la fabricación de componentes deuterados en la planta de agua pesada de Arak, un nuevo avance en la consecución de su programa nuclear, y ha solicitado al grupo conocido como 5+1 que aprovechen la invitación para visitar las instalaciones iraníes antes de las próximas conversaciones sobre el asunto que tendrán lugar en Estambul en los próximos días 21 y 22 de Enero.

Las potencias mundiales pretenden que Irán ponga fin a su programa nuclear, ya que temen que el fin de dicho programa sea la fabricación de armas atómicas. En respuesta, Teherán afirma que los objetivos son pacíficos y energéticos.


La amenaza de Corea del Norte sigue en pie

Corea del Norte culpa a Estados Unidos y a Seúl del ataque del pasado 23 de noviembre sufrido por la isla surcoreana de Yeonpyeong. Además, asegura que mientras Seúl y Washington permanezcan con una actitud negativa hacia él, el peligro ante un nuevo ataque se mantendrá vigente.

Yeonpyeong recibió un inesperado ataque en el que murieron dos militares y dos civiles, mientras que otros 18 resultaron heridos.

Ante este hecho, los aliados de Corea del Sur, Estados Unidos y Japón, mostraron su apoyo e iniciaron una serie de maniobras conjuntas.

Pyongyang opina que los ejercicios realizados por Seúl cerca de sus territorios son una clara provocación. Aparte le acusa de no prestar atención a sus intenciones de alcanzar la paz.

A esto le añadimos la exigencia de Corea del Norte para el cumplimiento de las ayudas humanitarias a su régimen acordadas en la última cumbre intercoreana celebrada en los días 2 y 4 de octubre de 2007. En la que se trató diversos temas como la búsqueda de la paz, la creación de un área de pesca común en el mar amarillo para evitar enfrentamientos accidentales etc. Afirma Pyongyang que el incidente ocurrido el pasado mes de noviembre no se hubiera producido si Corea del Sur hubiera cumplido su parte.

Para mayor irritación, el régimen del Norte reivindica el Sur como parte de su territorio.

Según el régimen del norte, las fronteras fueron establecidas por Estados Unidos al finalizar la guerra (1950-1953). Corea del Sur responde afirmando que Corea del Norte ya reconoció la frontera en un acuerdo en 1992.